El proyecto comenzó con una petición no convencional de una pareja abierta de mente: dentro de un presupuesto muy ajustado, convertir un garaje sin ventanas de 200 m2 en una casa garaje.

captura-de-pantalla-2017-01-22-a-las-19-43-11

La intervención propuesta pretendía entregar la lectura más clara posible de la estructura existente, haciendo hincapié en su fuerza. Mientras el garaje era descuidado y gris, la casa es limpia y blanca; su materialidad es plana, su luz es abstracta.

captura-de-pantalla-2017-01-22-a-las-19-42-54

Dos generosos baños fueron incluidos detrás de una pared curva, donde antes había una esquina quebrada; las paredes y los cielos fueron pintados blanco y el suelo cubierto con una superficie continua de hormigón pulido; las claraboyas existentes fueron repensadas. Ningún otro cambio se sintió necesario.captura-de-pantalla-2017-01-22-a-las-19-43-38

Fuente: ArchDaily

Fotos: Fernando Guerra

Posted by:xarquitectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *