Salón de actos o paraninfo de la Universidad Laboral de Cheste

Se trata de la pieza emblemática del complejo de Cheste y que indistintamente ha recibido los nombres de aula magna, auditorio, salón de actos o paraninfo. Su enorme volumen, caracterizado por unas potentes costillas estructurales que soportan la cubierta, pre­side la visión del conjunto docente desde cualquier punto, estando situado sobre una pequeña cima, cercana a la entrada y al pabellón representativo que se acaba de analizar.

Salón de actos o paraninfo Universidad laboral de Cheste

Precisamente este edificio es uno de los que dan la medida de la profesionalidad de Moreno Barberá, un arquitecto muy competen­te y especialmente dotado para abordar programas de gran dificul­tad y complejidad, como se ha señalado.

En su momento se decía que el salón de actos de Cheste iba a ser el más grande de Europa, ya que con sus 5.234 localidades se aproximaba a las salas de espectáculos mayores del mundo. Como se ha indicado, en la memoria se incluía una relación -con datos del año 1962- de los principales locales de entonces, donde la pie­za de esta universidad laboral resultaba sólo superada por la sala de música de la Universidad de Purdue Lafayette en Indiana para 6.107 plazas, el salón de música Tanglewood-Lenox en Massachu­setts para 6.000 y el Arie Crown Theatre en Chicago, de 5.281 localidades.

Salón de actos o paraninfo Universidad laboral de Cheste

La idea del proyecto y en cuanto a economía, no obstante sus grandes dimensiones, fue austera y ajustada al mismo criterio de mí­nimo coste, común a todas las conscrucciones del centro docente de Cheste. A pesar de ello, la ejecución presentó problemas imprevis­tos debidos a la presencia de rocas muy descompuestas en el lugar de la cimentación, motivo por el que el arquitecto decidió calcular las zapatas para una resistencia del terreno de 2 kg/cm2, además de bajarlas hasta una mayor profundidad. También se proyectaron an­clajes a tracción para resolver los empujes de los pórticos. Todo ello elevaría considerablemente el coste final de la operación.

Salón de actos o paraninfo Universidad laboral de Cheste

El hormigón es el principal protagonista del paraninfo, confi­gurando tanto la estructura portance de grandes vigas como los contundentes cerramientos laterales. donde resbala la luz del sol marcando el despiece de los encofr pórticos de hormigón armado con nervaduras postensadas, defi­niendo una imagen singular, se diría que, además, es una gran es­cultura de colosales dimensiones e impecable ejecución que da la bienvenida al visitante.

Considerando su especial destino académico, el salón de actos de Cheste debía estudiar fundamentalmente las condiciones acús­ticas para la voz humana59 una visibilidad completa desde la primera fila hasta el último rincón60 y una organización espacial para el tipo de actividades diversas que se iban a llevar a cabo en su inte­rior. Entre ellas cabe destacar, las ceremonias institucionales que requerían la asistencia del aforo completo, tanto del cuerpo docente como del alumnado; entrega de premios y diplomas; conferencias, proyecciones61 y representaciones teatrales y, también, celebracio­nes litúrgicas o misas en fechas señaladas.62 Asimismo y dado el tipo de usuario habitual, un bullicioso público, era conveniente facilitar al máximo el llenado y vaciado de la sala en el más corto tiempo posible, lo cual recomendaba estudiar generosamente las circulaciones y los accesos.

Por último habría que considerar, además de la economía, las buenas condiciones climáticas, circunstancias que mediaron para adoptar la solución de cerrar únicamente la gran sala propiamente dicha, de modo que todas las escaleras, accesos, pasillos y galerías, se construyeron al aire libre. Tras esta decisión también es legítimo es­pecular sobre las posibilidades expresivas que el arquitecto estaría calibrando con la imagen de todo aquel complejo edificado y su im­pacto visual consecuente. Por cierto, logrado su propósito de mane­ra sobresaliente, resulta difícil entender que tan acertado esquema se desvirtuara con el tiempo mediante el muro de cierre perimetral ya comentado en las páginas del capítulo de la introducción.

Salón de actos o paraninfo Universidad laboral de Cheste

 

59.Se debe observar que las audiciones musicales eran acontecimientos excepcionales y esporádicos, razón por la que la solución acústica de Cheste no contaba con esta prioridad de programa.

60.La visibilidad completa «cada dos filas» justifica la acusada pendiente del salón de actos, tanto en la sala inferior como en el anfiteatro.

61.Entre las instalaciones de origen había incluso una cabina de proyección, que se conserva en perfecto estado.

62.Tanto las misas, con su ceremonia colectiva de la comunión, como la entrega de premios, explican la especial disposición de la gran sala, donde los pasillos laterales descien­den completamente desde la parte superior del anfireatro hasta el escenario.

 

 

Extracto obtenido de: Universidad Laboral de Cheste, 1967-1968. Fernando Moreno Barberá.

Autor: Carmen Jordana

Colegio de Arquitectos de Almería

GuardarGuardar

Posted by:xarquitectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *